viernes 25 de enero de 2019
Publicidad y humor: consejos para hacer publicidad divertida

El papel que juega el humor en la publicidad es clave y si se aplica correctamente se convierte en un ingrediente esencial para resaltar los atributos de los productos, sus beneficios y características.

Entre las ventajas que tiene el humor en la publicidad está la efectividad, ya que las marcas que se las ingenian para arrancar una sonrisa al consumidor, crean simpatía hacia el producto y seducción, dado que el espectador piensa que si algo le hace reír es porque debe ser bueno.

Alex Grossman en un artículo para Muse, enumera las siguientes claves que las marcas deberían tener en cuenta a la hora de aproximarse al poderoso dúo conformado por publicidad y humor:

1. No hay nada más divertido que la verdad. Presiona tu marca desde todas las direcciones hasta que salga algo único: cuanto más específico mejor. Una aplicación de citas no es intrínsecamente divertida. Sin embargo, podría haber algo gracioso en una aplicación de citas para criaturas que no pueden permitirse una sola cita mala, como las moscas de mayo.

 

2. La confianza lo es todo. Si su médico le dice que tiene un brazo roto y no le cree, debería buscar otro doctor. Si su agencia de publicidad dice que algo es gracioso y no confía en ella, haría bien en cambiar de agencia.

 

3. La gente divertida en mundos divertidos no es divertida. Para constatar la veracidad de esta afirmación (100% cierta) no hay más que contemplar alguna película de Adam Sandler.

 

4. Una broma que empieza y comete la torpeza de quedarse inconclusa está condenada inevitablemente al fracaso.

 

5. Su esposa, ni tampoco su madre ni su más fiel amigo, pueden ser jueces de su sentido del humor. Que ellos se rían de sus gracias no quiere decir que tales gracias sean realmente divertidas.

 

6. El gran humor siempre contiene una pizca de verdad.  Trate de mirar más allá de esto. Siempre existe ese asentir con la cabeza, como si dijera: "Sí, eso es verdad. Nunca lo pensé de esa manera". Este es el concepto. Y sin un concepto honesto, las bromas simplemente se sienten baratas.

 

7. Confíe en lo que le dice su instinto. El humor no es una filosofía, pero la filosofía puede ser arrebatadoramente cómica.

 

8. A la gente le encanta que las marcas se burlen de sí mismas. Está bien que las marcas se muestren vulnerables de vez en cuando.

 

9. Puede que las cifras y las estadísticas hagan maravillas en el mundo de las finanzas, pero cuídese mucho de utilizarlas si aspira a alumbrar una buena broma.

 

10. Tenga en cuenta que la labor del director de un spot no es  hacer divertido el guión que utiliza como base para la filmación. Su trabajo es hacer ese guión más divertido.


Adaptado de: https://musebycl.io/musings/10-ways-brands-can-be-funnier-your-awkward-uncle


<< ver otras noticias