viernes 31 de mayo de 2019
Campaña en la Semana Europea de Desarrollo Sostenible

 

Al hablar de contaminación, las imágenes que se suelen venir a la cabeza son grandes fábricas con sus chimeneas expulsando humo. Sin embargo, no son las únicas fuentes de polución. Aunque muchos no lo puedan creer, hay muchas cosas de nuestra vida cotidiana que son muy dañinas para el medio ambiente y un ejemplo es el desperdicio de alimentos.

Un tercio de la comida que se produce a nivel mundial acaba directamente en la basura. Pero no solo se desperdicia la comida, sino todos los recursos y procesos que se han invertido para producirla, desde el agua hasta el terreno y el trabajo desarrollado. Cuando la comida se tira, el proceso de gestión de estos residuos tiene un efecto dañino en el medio ambiente: “esta gestión es responsable del 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero”. Algo nada saludable para nuestro planeta.

Coincidiendo con la Semana Europea de Desarrollo Sostenible que se celebra del 30 de mayo al 5 de junio, Too Good To Go, la app que está luchando contra el desperdicio de alimentos, ha lanzado una campaña de publicidad especial para llamar a la acción y concienciar a la población sobre este terrible fenómeno y la relación entre el desperdicio de comida y el cambio climático.

Too Good To Go ha contado con la agencia creativa Socialclub y el ilustrador John Holcroft, famoso por sus ilustraciones satíricas sobre las incoherencias de nuestra sociedad, para diseñar esta acción especial que ha puesto en marcha en las principales ciudades europeas y en las plataformas digitales.

La campaña comenzó el pasado lunes con un teaser que mostraba lo que parecían unas chimeneas típicas de cualquier factoría expulsando humo, acompañado de la pregunta "¿Quién es el tercer contaminante del mundo?". Y lo dejaba a libre interpretación.

Días después y desafiando todos los clichés, la imagen inicial se amplió para dar una nueva perspectiva y resolver el enigma, pues lo que al principio parecían chimeneas de una fábrica, en realidad era un tenedor. El objeto más cotidiano que viene a encarnar el desperdicio de alimentos, uno de los grandes problemas que están contribuyendo al cambio climático.

La compañía también ha creado un sitio web donde ofrece información detallada sobre el problema del desperdicio de alimentos y la acción especial que está llevando a cabo y un vídeo en el que se resume esta problemática ambiental.

Esta campaña ha sido el punto de partida de una acción especial que Too Good To Go ha desarrollado para la SEDW. Esta es una iniciativa europea que pretende potenciar aquellas actividades, proyectos y eventos que promueven el desarrollo sostenible y trabajan acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU.

Con el objetivo de doblar la contribución y el impacto positivo de la comunidad de Waste Warriors con el medio ambiente, del 30 de mayo al 5 de junio, Too Good To Go reta a sus usuarios a salvar el mayor número de comidas posibles. Y es que, por cada 100 packs de comida salvados a través de la app, la compañía podrá plantar un árbol en diferentes partes de Europa en colaboración con la compañía social Pur Projet.

El objetivo es poder salvar más de 400.000 packs de comida para reducir el CO2 causado por el desperdicio de alimentos y a la vez poder plantar más de 4.000 árboles que absorban el exceso de CO2 en la atmósfera. En definitiva, una doble contribución para evitar más de 2 millones de kilos de CO2 al planeta.


Adaptado de: https://toogoodtogo.es/es


<< ver otras noticias