viernes 05 de julio de 2019
Las marcas con propósito llegan antes y mejor al corazón del consumidor

Las empresas que enarbolan la bandera del propósito lo tienen mucho más fácil a la hora de establecer conexiones emocionales con el consumidor.

Un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por la agencia de relaciones públicas Porter Novelli / Cone, concluyó que el 76% de los consumidores espera por parte de las marcas que impacten de manera positiva en la sociedad (más allá de generar beneficios).

El estudio muestra que el 79% de los consumidores tienen una conexión más profunda con aquellas compañías que tienen valores similares a los propios. Además, el 72% siente que las marcas que enarbolan la bandera del propósito se preocupan más por sus clientes y sus familias.

En su informe Porter Novelli / Cone define a las compañías con propósito como aquellas organizaciones dueñas de un rol y de un valor 100% auténticos en la sociedad, lo cual les permite simultáneamente crecer e impactar positivamente en el mundo.

Una marca que haga suyo un propósito concreto se traduce en múltiples ventajas en clave empresarial. El 89% de los consumidores coincide en señalar que tiene una imagen más positiva de aquellas empresas gobernadas por el propósito. Y el 86% se siente también más predispuesto a confiar en una compañía de estas características.

El 83% de los consumidores tienen elevadas dosis de lealtad con las marcas que convierten el propósito en su particular santo y seña. De manera similar, el 74% de los consumidores se convierten en “brand ambassadors” de las compañías con propósito y recomiendan a otras personas sus productos y servicios. No en vano, el 62% de los consumidores comparte información sobre las marcas con propósito en las redes sociales.

El 86% de los consumidores compraría productos y servicios de una compañía con propósito. Y no sólo eso, 7 de cada 10 consumidores querrían trabajar en empresas presididas por el propósito, mientras que al 64% no dudaría a la hora de invertir en este tipo de marcas.

La investigación de Porter Novelli / Cone concluye que en términos generales los consumidores responden más positivamente a la publicidad comandada por el propósito que aquella que pone el acento en la funcionalidad. La excepción a la norma es la publicidad de corte automovilístico. En este tipo de publicidad el porcentaje de consumidores que abogan por la funcionalidad como generadora de confianza (52%) es superior a la proporción de clientes que se decantan por el propósito (48%).


Adaptado de: www.marketingdirecto.com


<< ver otras noticias