lunes 07 de octubre de 2019
La diversidad en la publicidad se traduce en más ingresos

La diversidad, más que una tendencia, ha acabado por transformarse en un auténtico "plus" para aquellas marcas ávidas de aumentar el dinero que aterriza en sus arcas. Según un reciente estudio de la agencia Heat (filial de la consultora Deloitte) las marcas que en su publicidad muestran un amplio abanico de grupos culturales y demográficos mejoran la percepción que el consumidor tiene de ellas y, así mismo, aumentan las ganancias obtenidas en los mercados bursátiles.

Las marcas que enarbolan la bandera de la diversidad en sus anuncios ven incrementadas en un 44% sus ganancias en la bolsa (durante un período continuado de siete trimestres).  De igual forma, las marcas que más apuestan por la diversidad en sus anuncios obtienen también una puntuación un 83% más alta en términos de preferencia del consumidor.

De acuerdo con el análisis emprendido por Heat, el 94% de los anuncios muestran a mujeres desempeñando un rol principal, si bien éstas tienden a ser estereotipadas como madres empáticas y amorosas, devotas esposas y jóvenes descocadas.

El 92% de los anuncios analizados por Heat da cobijo a personas de color, pero sólo el 15% hace una representación cultural de estas personas que vaya más allá del color de su propia piel.

La comunidad LGBTQ+ y las personas con discapacidad, son los grupos más "invisibles" en la publicidad, apenas el 1% de los anuncios.

Para llevar a cabo su informe Heat examinó spots de 30 de segundos rubricados por los 50 anunciantes que más invierten en medios.

En su estudio Heat recomienda a los anunciantes que abran paso a la diversidad en su publicidad, pero que lo hagan de manera natural y sin sentirse constreñidos a cumplir determinadas cuotas.

La diversidad en la publicidad implica mostrar a personas dueñas de las características más diversas, incluyendo a gente con discapacidades físicas. Sobre este asunto conviene hacer notar que, si bien una de cada cuatro personas tiene una discapacidad, sólo el 1% de los anuncios se toman la molestia de representar a este grupo.

El contexto en el que aparecen las personas que las marcas eligen mostrar en su publicidad es también muy importante. Por eso los anunciantes deben tener en cuenta si una persona está o no en posición de poder y si su retrato se mira o no el espejo de determinados estereotipos.


Adaptado de: www.Heat.com


<< ver otras noticias