viernes 13 de diciembre de 2019
Lecciones que pueden aprender los marketeros de Greta Thunberg

Como cada año por esta fecha, la revista estadounidense Time elige a la persona del año: en esta ocasión la persona elegida por la publicación ha sido la joven activista climática Greta Thunberg.

Greta Thunberg es un fenómeno y un ejemplo de lucha. En solo 16 meses, pasó de ser una colegiala sueca desconocida a dirigirse a las Naciones Unidas, reunirse con líderes mundiales y a inspirar a millones para protestar contra el cambio climático.

Con 16 años, Greta se ha convertido en la cara visible de un movimiento que le ha permitido hacer frente a líderes mundiales, además de conseguir que muchos jóvenes se levanten y luchen contra el cambio climático. Por este motivo, la joven sueca es también un ejemplo y puede tomarse como tal para muchos. Entre ellos, empresas y marcas que quieran captar la atención de la gente y conseguir así potenciales consumidores.

Greta atrae a una nueva generación de consumidores" que deciden seguir su ejemplo más allá de una pantalla de un dispositivo. Ha conseguido que toda una generación se levante y actúe. Y ese es su gran logro. Gracias a este cambio de pensamiento y hábito las personas demandan causas, se unen a organizaciones y asociaciones, se mueven, buscan propósitos, financian ideas diferentes en plataformas de crowdfunding... No quiere decir que esto lo haya conseguido ella pero sí que ha llegado en el momento preciso en el que los ciudadanos han cambiado. Acción y reacción”.

Estas son personas para quienes hacer, participar y actuar es la nueva insignia. Son hacedores, no habladores. Y se involucran con marcas que consideran que actúan de acuerdo con sus valores.

Por este motivo, cada vez son más los que piden un paso más a las marcas. Están cansados ​​de poderosas organizaciones que hacen promesas vacías y, en cambio, demandan que cuenten con un propósito, que se alíen a una causa social, que respeten al medio ambiente y que no solo ofrezcan productos y servicios sin ningún tipo de causa tras ellos.

"La misión personal de Greta Thunberg se ha convertido en una misión global de proporciones gigantescas". Y eso es lo que se espera de las compañías. 

Muchas son las marcas que ya se sumaron hace tiempo a crear un cambio, a dar voz a los problemas del mundo y a aquellos que no la tienen. Sin embargo, no importa cuán inteligente e inspirada sea su estrategia de marca, es solo una estrategia. Las personas nunca experimentan estrategias de marca, experimentan momentos de marca. Entonces, si quieres convertirte en la Greta Thunberg de las marcas, debes enfocarte en estos momentos, concentrándote en cómo se comporta tu marca y las acciones que tomas en cada punto de contacto. Llamémoslo "actuación de historias" en lugar de la popular "narración de historias".

Bruno Bertelli, director creativo global de Publicis Worldwide, explica en el medio que su trabajo reciente para Diesel ha retratado a la marca "como un proscrito", es decir, a comprar ropa para usarla y después devolverla. Esto es un claro ejemplo de cómo el propósito de una marca cobra vida de manera más creíble a través de la acción.

¿Cómo pasar de las palabras a la acción?

Primero hay que llegar al punto exacto en el que la misión, el propósito, los productos y/o servicios y la atención de los consumidores se unan. De ahí saldrán las acciones de marketing inspiradoras: creencias o propósitos al frente. Tras esto habrá que colocar en primer plano a la persona ideal para que guíe esas acciones: expertos, creadores, profesionales, etc. De ahí saldrá el lenguaje y la forma perfecta de comunicar lo que quieres.

Tras esto llega la inspiración que tiene que surgir dentro de cada creativo, incluso en momentos no tan buenos para la compañía. Un ejemplo que recoge Bertelli es el anuncio de disculpa "FCK" de KFC. Incluso podría establecer paralelismos con la reacción de Greta cuando Donald Trump la caracterizó como "una joven muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso". Ella lo trolleó cambiando su biografía de Twitter a esa descripción. 

"Si bien es posible que su marca no se dirija a la ONU o se encuentre con el Papa, la actitud de Greta puede inspirarnos a todos", finaliza el director creativo.


Adaptado de: https://adage.com/article/opinion/what-marketers-can-learn-greta-thunberg/2221201


<< ver otras noticias