lunes 30 de diciembre de 2019
3 "habilidades" que debes dominar para liderar tu empresa en la próxima década

El mundo está teniendo cambios muy significativos y quienes se precian de ser líderes no pueden quedarse cruzados de brazos limitándose a esperar lo que está por venir. Tienen una opción: pretender que esos cambios no están sucediendo o cambiar su rumbo para que los vientos de cambio estén a sus espaldas, impulsándolos rápidamente hacia el futuro.

A medida que amanece una nueva década, debe adaptar la forma en que lidera para que los grandes cambios políticos, culturales y tecnológicos ayuden a su empresa a crecer en lugar de amenazar su supervivencia. Aquí hay algunas habilidades en las que debe centrarse en el nuevo año:

1. Ser flexible en el maremágnum de cambios que tienen lugar a nivel global

Desde la crisis financiera, los ingresos, las ganancias y las valoraciones de las empresas han aumentado constantemente durante la década, según el Wall Street Journal. Pero como se informó, el crecimiento proviene de la globalización. Y en los últimos años, una reacción violenta contra la globalización ha provocado molestias nacionalistas, estimulado las guerras comerciales e intensificado las pasiones sobre la inmigración.

Si su negocio depende de un fácil acceso a los mercados mundiales, la ausencia o bajos aranceles impuestos a sus productos o materias primas que importa, o la capacidad de contratar trabajadores talentosos fuera de su país de origen, no puede ignorar estos cambios y esperar sobrevivir.

En resumen, es posible que deba cambiar su estrategia de globalización. Eso significa repensar dónde compra sus materias primas, contrata a su personal y fabrica, vende y da servicio a sus productos.

Para implementar los cambios adecuados en su estrategia de globalización los líderes empresariales deberían emprender las siguientes medidas:

  1. Entablar contacto con expertos en economía, política global y cadenas de suministro.
  2. Crear escenarios de cómo los ataques contra la globalización podría tomar forma en los próximos tres años.
  3. Trata de dilucidar qué escenario tiene más probabilidades de hacerse realidad.
  4. Calcular si los beneficios derivados de aplicar cambios en la estrategia de globalización de la compañía superan en magnitud a los costes.
  5.  Implementar la nueva estrategia de globalización de la empresa de manera escalonada para detectar eventuales problemas a tiempo.

2. Saber tomar una posición sobre los temas políticos más candentes en la era de las redes sociales.

Muchos líderes empresariales se encaramaron a lo más alto de la escalera corporativa cuando temas como la política y la religión eran absolutamente tabúes. Las cosas han cambiado mucho en los últimos tiempos. Y los líderes están hoy más obligados que nunca a alzar la voz sobre temas sociales y políticos (en particular si desean tener a su vera a talento adscrito a la generación del milenio).

Eso sí, los líderes deben ser también conscientes de que si la postura que adoptan sobre un tema en particular no está sintonía con la plantilla que dirigen, sus trabajadores (y en último término también sus clientes) no tardarán en echárseles encima (sobre todo en los social media).

Así y todo, y pese a los riesgos que implica para los líderes "mojarse", los líderes empresariales cargan sobre sus hombres con mucho poder y deben aplicarlo correctamente allí donde los políticos prefieren mirar hacia otro lado (así lo quiere, al fin y al cabo, el consumidor).

Antes de pronunciarse públicamente sobre temas sociales y políticos los líderes deben realizar una labor de introspección y tener en consideración aquello que les importa personalmente a ellos y a también a sus empleados y clientes. Se trata de tener claro cuáles son los valores de la compañía que dirigen y articular sus mensajes en torno a esos valores.

3. Prepararse para los riesgos y las oportunidades que brotan de una tecnología eternamente cambiante

Hay dos cosas que nunca cambian: la tecnología y la escasa prioridad que otorgan los líderes a los cambios tecnológicos que acontecen a su alrededor.

Bien es cierto es muchos CEOs se preocupan de contratar y de rodearse de expertos en nuevas tecnologías, pero que los líderes empresariales delegan tanto en materia tecnológica puede ser potencialmente muy peligroso.

Para sacar todo su jugo a las nuevas tecnologías los líderes deben asumir un rol protagonista en los cambios que éstas llevan aparejadas (y convertirlas así en sus aliadas, no en sus enemigas).


Adaptado de: https://www.inc.com/peter-cohan/3-new-skills-you-must-master-to-lead-your-company-into-next-decade.html


<< ver otras noticias