viernes 24 de enero de 2020
Realidad paralela: la pantalla que muestra imágenes diferentes a más de 100 usuarios.

Imagina dos personas mirando una misma pantalla, separadas por apenas un metro, pero cada una de ellas ve un mensaje diferente. No llevan gafas, ni casco de realidad virtual, ni usan una aplicación, ¿cómo es posible? No es una fantasía futurista. La respuesta está en una novedad tecnológica que promete que ciertas experiencias sean mucho más personalizadas: la realidad paralela.

Esta tecnología, desarrollada por Misapplied Sciences, permite que diferentes usuarios vean mensajes distintos y personalizados en un mismo monitor.

“Consiste en mostrar píxeles que son capaces de lanzar simultáneamente rayos de luz de diferentes colores en muchas direcciones a la vez. Podemos hacer que un pixel parezca rojo allí, verde allí y azul allí”, explica Dave Thompson, empleado de la aerolínea Delta en Atlanta, mientras señala a diferentes zonas de una sala. 

La compañía estadounidense Delta Airlines probará un sistema de pantallas que ofrecerá información del vuelo personalizada para cada viajero. Las pruebas comenzarán en el aeropuerto de Detroit a mediados de 2020.

Cómo funciona

  1. Un pasajero presenta o escanea su tarjeta de embarque. El sistema le reconoce como un punto en la sala.
  2. Cuando el usuario se desplaza, es seguido por una combinación de un software de inteligencia artificial y cámaras en el techo que reconoce hasta 100 individuos.
  3. El sistema proyecta los datos de su vuelo hacia donde esté localizado.
  4. De igual manera, otro viajero vería solo sus propios datos.

Lo más importante de la realidad paralela, según sostiene, es la posibilidad de controlar a dónde va cada rayo de luz. Al escanear la tarjeta de embarque, el sistema analiza el tipo de información que le tiene que mostrar a cada viajero en lugar de enseñarle la de decenas de vuelos. 

En la demo realizada en el CES, celebrado en Las Vegas entre el 7 y el 10 de enero, una cámara detecta a cada persona como si fuera un objeto. De esta forma, les muestra siempre la información pertinente aunque se muevan por la sala. El sistema, según sus creadores, puede funcionar con más de 100 pasajeros a la vez y no utiliza reconocimiento facial.

Aún es pronto para determinar qué aplicaciones reales tendrá esta tecnología en el futuro. Los creadores en su propia web, señalan diferentes casos de uso. Por ejemplo, la realidad paralela podría ser utilizada para mostrar información en diferentes idiomas en eventos internacionales o publicidad dirigida a cada usuario. En el sector del entretenimiento, los mensajes y los efectos de iluminación en lugares públicos se podrían adaptar a cada espectador. Y en la carretera, sería posible mostrar avisos personalizados a cada conductor o en cada carril.

La realidad paralela es solo un ejemplo de cómo miles de compañías innovan constantemente con todo tipo de pantallas. Gigantes tecnológicos como Samsung, Sony y LG apuestan por las pantallas 8K y compiten para ofrecer cada vez una mayor calidad de imagen.


Adaptado de: www.elpais.com/tecnologia/2020/01/16/actualidad


<< ver otras noticias