viernes 06 de marzo de 2020
Photoshop: 30 años del programa que revolucionó el diseño gráfico

 

El 19 de febrero de 1990 se ponía a la venta Photoshop 1.0, un programa para computadoras Macintosh que podía retocar imágenes en formato digital. Desde ese entonces, cambió la manera en que entendemos la edición, hacer montajes o retocar imágenes, hasta el punto de que cuando notamos que una fotografía ha sido retocada decimos que han usado Photoshop. 

Adobe Photoshop se ha convertido en uno de los programas más vendidos del mundo. Fotógrafos, grafistas, diseñadores y usuarios aficionados de todo el planeta lo utilizan a diario para dejar volar su imaginación. El programa ha permitido hacer genialidades, pero también ha sido una herramienta con la que se han creado auténticos disparates. Quién no ha escuchado hablar de Photoshop o de la expresión photoshopeado cuando alguien publica una imagen excesivamente retocada.

Se han realizado con Photoshop increíbles campañas publicitarias. “Personas de todo el mundo han impulsado la publicación, el arte y los medios visuales utilizando técnicas que eran demasiado complejas o simplemente imposibles antes de Photoshop”, afirman fuentes de Adobe. En la actualidad Photoshop se puede utilizar tanto en el ordenador como en el iPad y el objetivo de la compañía es que se use en “cada proyecto creativo”: desde la edición y composición de fotos hasta la pintura digital, la animación y el diseño gráfico.

En la web, es posible encontrar usos curiosos y divertidos, desde un rinoceronte con una cabeza de tiburón a una orca con pies de pingüino, un unicornio cabalgado por un gato o múltiples animales acróbatas capaces de hacer pirámides entre ellos. Entre los resultados graciosos y originales, está por ejemplo una recreación de la icónica portada del álbum de los Beatles Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band que une al Brexit, Donald Trump y las muertes de David Bowie y Prince. En Instagram el usuario Average Bob, en su cuenta, comparte montajes fotográficos en los que se introduce mediante Photoshop en las fotos de los famosos: aparece junto a Spider-Man, con David Beckham en la sauna o pidiéndole papel higiénico a Selena Gómez.

Hay errores menos premeditados. Es el caso de aquellas imágenes en las que aparecen personas con manos sin dedos o con dedos de más. Le pasó a Kim Kardashian en una fotografía publicada en Instagram en la que promocionaba un perfume junto junto a Kylie Jenner. Dos hermanas con un estilismo idéntico y melenas largas onduladas. Pero lo que le llamó la atención a sus fans fueron los seis dedos del pie izquierdo. “¿Estoy mal o Kim tiene seis dedos? Alguien que me explique, estoy tan confundido. ¡He contado muchas veces!”, comentaba un usuario.

Este no ha sido el único error de este tipo que han tenido las integrantes del clan Kardashian. Khloé también compartió una foto en Instagram en la que tiene seis dedos en una de sus manos. De la misma forma, son un clásico las fotografías en las que desaparecen piernas, brazos, pezones, ombligos o cualquier otra parte del cuerpo. O aparecen en lugares insospechados. Por ejemplo, la marca de cosmética japonesa Shiseido desconectó con Photoshop en un anuncio la pierna derecha de una modelo de su cuerpo.

Pero cada vez los montajes son más realistas. Este tipo de programas permiten añadir filtros, cambiar el fondo de una fotografía o incluso poner, quitar o clonar a personas en una misma imagen. “Tenemos que entender que una foto hoy en día no es más que un conjunto de datos y en ningún momento es una evidencia de la realidad. Puede parecerlo o no. Pero puede estar modificada”, explica Berga.

Desde Photoshop, afirman reconocer las implicaciones éticas de su tecnología. De hecho, Adobe ha realizado diferentes investigaciones para intentar detectar imágenes manipuladas con Photoshop. En la era de las fake news, el objetivo de la compañía es potenciar el área de análisis forense de imágenes mediante técnicas de inteligencia artificial. Adobe trabaja con investigadores de la Universidad de California en Berkeley para detectar cambios en rostros realizadas con Photoshop. También ha buscado la forma de hallar otras manipulaciones. Por ejemplo, cuando los objetos dentro de una fotografía se han eliminado o clonado o cuándo se combinan dos partes de imágenes diferentes.


Adaptado de: https://elpais.com/tecnologia/2020-03-05/


<< ver otras noticias