lunes 30 de noviembre de 2020
La Casa de Carlota & friends

"Queremos utilizar el poder de la creatividad para mejorar la vida de las personas y el planeta. Queremos desafiar el Statu Quo con una forma de pensar diferente.

Queremos revolucionar esta industria y dar más sentido a nuestro trabajo. Y nuestra propia revolución empieza integrando la diversidad de capacidades creativas en nuestro equipo de trabajo.

Esta forma de pensar diferente es el núcleo de nuestra empresa. Nuestro corazón y nuestra alma. Nuestra forma de entender el marketing y la comunicación. Es nuestra manera de impulsar el crecimiento y la reputación de las marcas a través de estrategias, ideas, diseños y proyectos transformadores, basados en técnicas creativas y de innovación disruptiva a partir, siempre, de propósitos más humanos y sociales.

A esto le llamamos Activismo Creativo".  La Casa de Carlota.

José María Batalla habló con MarketingDirecto.com sobre la visión de la agencia, cuyo nombre es en honor a la hija de una de las socias, que se llama Carlota y tiene síndrome de down.

Esta es la apuesta y forma de ver la creatividad de La Casa de Carlota, que cuenta en su equipo con personas con discapacidad intelectual que inspiran y ayudan a ver la vida de otra forma. Así lo explicó José María Batalla, director creativo y fundador de la agencia, durante su ponencia en Sitges Next 2020, el festival que impulsa la innovación en comunicación.

"En el fondo las marcas nos compran por las ideas, vengan de donde vengan. Tenemos que pensar que la creatividad no son sólo las ideas de una persona creativa para vender. Es crear". En este sentido, aseguró que la creatividad es, en estos momentos, pensar en cómo ayudar a las marcas a vender más. Y ahora, "lo que toca" es aplicar esa creatividad para introducir temas tan necesarios como la diversidad y la sostenibilidad, explicó en Sitges Next 2020 el fundador de La Casa de Carlota la manera de ver la creatividad que tiene la agencia. 

Sobre la situación publicitaria, así como las campañas que se enmarcan dentro del paraguas de "greenwashing" y carecen de autenticidad, José María Batalla tiene claro que "la mala publicidad muere y los truchos acaban muriendo".

"Hace años que el sector no cambia, se repite mucho, seguimos obsesionados con los premios", advirtió. "Quizá deberíamos pensar un poquito y que la industria se autorrevolucione, que es lo que siempre ha hecho: pensar de otra manera", añadió, apuntando a la necesidad de que las agencias hablen de sostenibilidad o de inclusión a nivel interno.

"Quizá nos estamos concentrando mucho en el tema de la sostenibilidad", aseguró sobre la poca diferenciación que existe actualmente entre los anuncios. "Bancos con propósito, coches con propósito, eléctricas con propósito, botellas de agua con propósito". No obstante, "hay gente que lo hace muy bien y en este país también", recordó.

"Los publicitarios en un momento dado nos hemos creído bastante dioses del universo -con cariño, yo he aprendido mucho y hay gente de todo- y hubo una época que teníamos festivales, premios revistas propias...los médicos no tienen premios", afirmó. "Quizá ese ego que hemos tenido en una época, y que ahora ha bajado, no lo hemos sabido llevar bien". Y la humildad es, precisamente, uno de los aprendizajes obtenidos gracias al equipo que forma La Casa de Carlota. "Los Síndrome de Down y los autistas no tienen ego", aseguró.

Durante la entrevista José María Batalla reflexionó también sobre la falta de apoyo al talento publicitario y a la organización de festivales y eventos del sector por parte de las instituciones públicas.


Adaptado de: www.marketingdirecto.com


<< ver otras noticias