jueves 15 de abril de 2021
La cruda realidad de las pruebas cosméticas en animales

 

El inicio de esta semana se vio marcado por un demoledor y realista cortometraje que lanzó Humane Society International con el objetivo de generar conciencia sobre el testeo de animales en productos de belleza. 

El video que actualmente cuenta con miles de comentarios rechazando el maltrato animal fue realizado con la voz de Taika Waititi, quien hace de Ralph, un conejo ciego del ojo derecho y que escucha permanentemente pitidos en uno de sus oídos y que va narrando las barrabasadas a las que es sometido a diario.

Save Ralph muestra una dolorosa realidad en la que millones de animales en el mundo son utilizados para hacer testeos que garanticen que los productos de la industria cosmética puedan ser usados por los humanos sin correr peligro.

La experimentación con animales que Humane Society International coloca bajo los focos en su nuevo spot es legal en la mayor parte de los países. La denominada prueba DL50, que expone a los animales a elevadas cantidades de sustancias químicas hasta encontrar una dosis que sea letal para al menos el 50% de quienes participan en tan cruel test, es huérfana en gran medida de todo rigor científico y aun así se lleva a cabo de manera regular a lo largo y ancho del globo.

Países de todo el mundo ya están tomando cartas en el asunto y le ponen la cara a esta problemática.

Colombia, mediante la Ley 2047 del 10 de agosto de 2020, se convirtió en el primer país de  América Latina en prohibir las pruebas de cosméticos en animales, aunque Brasil ya había abierto el camino, uniéndose así a otras 40 naciones, entre ellas Reino Unido, Nueva Zelanda e Israel, que le han puesto la cara a esa problemática.

Con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la ley, que entrará en vigencia en cuatro años, el Gobierno creará incentivos para el fortalecimiento de los laboratorios e instituciones de investigación “que desarrollen y apliquen modelos alternativos” que eviten el uso de esos testeos.

Grandes compañías usan la tecnología de bioimpresión 3D que permite la producción de modelos de piel que genera capacidad de certificar y probar los productos.

Natura Colombia inició esta campaña de no uso de animales a inicios de los años 90, en el 2006 lo lograron completamente y actualmente usan metodologías alternativas para probar sus productos con la herramienta del silicio, que dice qué tan peligroso puede ser el producto en función de su estructura molecular.

“A través de innovaciones en metodologías alternativas a la piel de los animales empezamos a innovar con herramienta de silicio y lo integramos con modelos 3D de piel y de córnea equivalentes que determinan la irritación y las alergias que pueden presentar los tejidos humanos sin probarlos en los animales, afirma Juan Camilo Padilla, gerente de Sustentabilidad de Natura.

Aprenda a identificar las marcas de belleza que no realizan pruebas en animales

Las marcas que no usan animales para probar productos utilizan un sello que dice “cruelty free” (libre de crueldad animal) en los empaques y la imagen de un conejo, lo que facilita el proceso para identificar estos elementos.


Adaptado de: https://www.hsi.org/saveralphmovie/


<< ver otras noticias