jueves 22 de abril de 2021
Don’t drink and start a league

El fútbol europeo está en estado de shock desde que el pasado lunes 12 clubes anunciaran el lanzamiento de la Superliga para zafarse del omnipotente yugo de la UEFA Champions League (UCL).

Las críticas de aficionados, jugadores, entrenadores e incluso políticos como Boris Johnson y Emmanuel Macron, al torneo alternativo a la Champions League se vino abajo, cuando los seis clubes británicos que iban a formar parte de esta competición decidieron abandonar el proyecto.

A la salida de los equipos de la Premier League se sumó el miércoles por la mañana el plantón del Atlético de Madrid y de los tres equipos del Calcio italiano, dejando en solitario al Real Madrid y al FC Barcelona al frente de la Superliga.

Ante esto no sólo los memes de burla aparecieron, también la creatividad en cuanto a publicidad. 

Heineken, patrocinador desde hace varios años de la Champions League, publicó ayer en sus redes sociales un anuncio con el siguiente lema: “Don’t drink and start a league”, en referencia al fracaso de la Superliga, en la cual los equipos fueron advertidos por UEFA y FIFA que serían descalificados por la Champions League y ya no podrían participar en ella si se realizaba esta competencia. De tal manera que Heineken también añadió en su cartel que es "orgulloso patrocinador oficial de la Champions desde 1994". 

El post que lleva la firma de la agencia Publicis Milán (perteneciente a la división LePub), se difundió como pólvora en las redes sociales.

Con su anuncio Heineken no solo se mofa de la Superliga sino que profiere también probablemente un suspiro de alivio. Al fin y al cabo, si esta competición hubiera prosperado, el desastre se habría cernido casi con toda seguridad sobre la Champions League y también sobre sus sponsors.


Adaptado de: www.marketingdirecto.com


<< ver otras noticias