viernes 16 de julio de 2021
Día Mundial del Emoji

El 17 de julio es un día especial para los fervientes amantes de las redes sociales, puesto que este día se celebra el Día Mundial del Emoji. Fue el 19 de septiembre de 1982 cuando el científico Scott Elliot Fahlman decidió crear los primeros emojis para que las personas pudieran distinguir, en un tablón de mensajes electrónicos, cuál era el tono del mensaje.

En cierto modo, se creó un lenguaje en sí mismo, pues los emojis tienen la capacidad de dotar de contexto y de hablar por sí solos.

En 1999 aparecieron los primeros emojis a color, diseñados por Shigetaka Kurita, diseñador de interfaces japonés. Creó 176 caracteres inspirados en la cultura japonesa como el manga y los kanjis, para que fueran utilizados por la plataforma de internet móvil NTT DoCoMo para la que trabajaba.

“Lo que parecía un lenguaje universal, que podía ser interpretado y compartido de forma sencilla con cualquier persona que se encontrase en cualquier lugar del mundo, está resultando todo lo contrario. De hecho, incluso ya hay traductores de emojis”, afirma Romina González Galetto, Regional Manager de Hootsuite.

Según el informe Digital 2021 elaborado por Hootsuite y We Are Social, la cara con lágrimas de risa sigue ocupando la primera posición del ranking, usado 3.128.000.000 de veces desde julio de 2014 hasta enero de 2021. Le siguen el corazón rojo, usado 1.564.000.000 de veces, y la cara llorando a gritos, que escala dos posiciones respecto al año anterior y se sitúa en el tercer puesto al ser utilizado 1.117.000.000 de veces.

Desde Hootsuite quieren dar una serie de consejos para que podamos utilizar los emojis en el entorno laboral sin cometer ningún error.

  • Utilizar los más comunes. Los más populares son los que están centrados en el ser humano porque las personas quieren verse a sí mismas o reflejar sus emociones en los emoticonos que utilizan. Esta es una apuesta segura tanto para las comunicaciones externas con los clientes como para las internas con el equipo.

  • Hay que conocer bien al destinatario del emoji. Los emoticonos no significan lo mismo en todas las partes del mundo, así que puede que si los mandamos a un cliente extranjero no lo interprete igual. Por ejemplo, sucede con el de las «manos cruzadas», que algunos interpretan como un símbolo de oración, otros como saludo de bienvenida y otras para expresar por favor o gracias.

  • Es necesario tener cuidado con enviar el mismo emoji a todos los miembros de la empresa. No es lo mismo enviar un determinado emoji a un compañero de trabajo con el que se tenga mucha confianza que enviárselo a un jefe o directivo que no suelen utilizar este tipo de símbolos en sus comunicaciones.

  • Sé positivo y deja de lado el sarcasmo. Los emojis tienden a ser más positivos que negativos. Los más irónicos pueden utilizarse con los amigos en conversaciones más informales, pero para el trabajo es mejor evitar todo el espectro de emojis negativos o sarcásticos, ya que los compañeros pueden confundir el mensaje que realmente se quiere transmitir.

  • Todo con moderación. Hubo un tiempo en que los acertijos de emojis, que se usaban para descubrir de qué película o país se trataba haciendo una combinación de emojis. Pero nadie, en medio de un día ajetreado de trabajo, quiere pararse a descifrar una cadena confusa de emojis cuando un simple mensaje de texto sería mucho más fácil de entender.


Adaptado de: www.hootsuite.com


<< ver otras noticias